El sector inmobiliario en España no cuenta con una regulación estricta. Para ejercer de Agente de la Propiedad Inmobiliaria no es necesario tener ninguna titulación ni cumplir ningún requisito especial. Esto imposibilita ejercer ningún control y permite prácticas abusivas por parte de ciertos agentes. Y esto es en parte la causa de la mala imagen que en general tiene el sector en nuestro país. Pero cada vez son más los agentes o empresas que quieren desterrar las prácticas incorrectas y se rigen por un código ético que guía sus principios  y actuaciones.

Señal de dirección correcta e incorrecta que representa el código ético inmobiliario

A continuación os presentamos nuestro código ético inmobiliario, que se basa en 6 principios que consideramos fundamentales en nuestro trabajo:

Cercanía. Nuestro trabajo no es vender, es ayudar a personas. Trabajamos con personas, no con propiedades. Y procuramos que en nuestras relaciones predominen la cordialidad, la empatía, la amabilidad y el respeto. En resumidas cuentas, tratar a los demás como nos gustaría ser tratados. Puedes tener claro que nuestro objetivo más importante es que tú quedes satisfecho o satisfecha.

Honradez. Las transacciones inmobiliarias mueven mucho dinero. Por eso, en ocasiones, hay quien trata de ahorrarse dinero mediante prácticas indebidas. Si no quieres hacer las cosas legales, mejor no cuentes con nosotros.

Transparencia. La falta de transparencia suele ser una de las principales quejas en el sector, sobre todo en lo que se refiere a los honorarios de los profesionales inmobiliarios. Nuestros honorarios son de los más bajos que puedes encontrar actualmente, y solo cobramos a una de las partes. Siempre te lo explicaremos bien antes de firmar cualquier acuerdo de colaboración, y quedará reflejado por escrito.

Honestidad. Una de las funciones del asesor inmobiliario es mediar entre dos partes que tienen diferentes intereses. Nos comprometemos a prestar un trato justo a todas las partes (ya sean propietarios o compradores/ inquilinos) y a transmitir siempre información veraz.

Profesionalidad. Nuestros asesores solo trabajan con un máximo de 3 propiedades a la vez. Redactar cuatro líneas de texto, hacer 10 fotos con el móvil y poner un anuncio en un portal inmobiliario no lleva más de media hora y es algo que podrían hacer la mayoría de propietarios. Pero poner una propiedad a la venta de forma adecuada lleva muchas horas de trabajo. Y cuando decimos de forma adecuada nos referimos a acondicionar la vivienda, tomar fotos profesionales, realizar un vídeo o una vista virtual, crear planos, redactar un texto que atraiga a los posibles compradores, crear un dossier de venta, realizar un plan de marketing, y tener tiempo disponible para realizar visitas al inmueble. Créeme, esto es imposible para alguien que gestiona 10 o 15 viviendas a la vez.

Innovación. Siempre estamos aprendiendo cosas nuevas para ofrecer el mejor servicio posible a nuestros clientes. El sector inmobiliario va evolucionando y es importante estar al día de las innovaciones: home staging, visitas virtuales, redes sociales, vídeo marketing…

 

Si estos principios reflejados en nuestro código ético inmobiliario coinciden con tu percepción de lo que debe ser una agencia inmobiliaria y crees que podemos serte de ayuda, no lo dudes y contáctanos sin compromiso.

Comparte si te ha parecido interesante