¿Te estás planteando comprar piso en Madrid? Pues tienes por delante una de las decisiones más importantes de tu vida. Una decisión que, sin duda, requiere mucha reflexión, mucha paciencia y mucho tiempo dedicado a buscar y comparar. Debes comenzar a familiarizarte con términos que, en principio, suenan complicados: hipotecas, intereses fijos, variables, etc. Pero no te preocupes, porque es más sencillo de lo que parece.  Y en menos tiempo de lo que imaginas serás el propietario de tu nueva vivienda.

Para elegir bien necesitas tiempo

Comprar un piso nunca puede ser una compra impulsiva; algo que se pueda hacer sin una reflexión previa. No es como comprarse unos pantalones. Sin embargo, al igual que cuando sales a comprar ropa, tú eres quien tiene la última palabra. Tú eres quien mejor sabe lo que quieres, cuáles son tus necesidades y gustos, qué se adapta mejor a ti… Cada persona es diferente, así como sus circunstancias, y también lo debe ser su vivienda ideal. Dar con esa vivienda ideal debe ser un proceso cuidadoso, que va a requerir cierto esfuerzo, tiempo y reflexión.

Selecciona bien la tipología de vivienda

El abanico de posibilidades para comprar una vivienda es amplio. Puedes elegir entre apartamentos, dúplex, pisos, chalets, casas de campo, viviendas para reformar, vivienda libre o protegida, unifamiliar o plurifamiliar, de obra nueva o de segunda mano… Por eso, siéntate tranquilamente a ver cuáles son las ventajas y las desventajas de cada una de estas opciones. Está claro que si tu objetivo pasa por vivir en una ciudad, la opción de la casa de campo se queda lejos de tus pretensiones. O que si tus expectativas de presupuesto son limitadas, el chalet no es una buena opción.

Antes de comprar un piso piensa en tu situación actual, pero también en el futuro

La compra de una vivienda es una compra a largo plazo. Así pues, antes de comprar piso en Madrid piensa cuáles crees que serán tus necesidades futuras. Responder a estas preguntas básicas te puede ayudar: ¿Voy a vivir en familia? ¿Cómo de grande me gustaría que fuera? ¿Querré tener una mascota? ¿Seguiré trabajando en el mismo lugar? ¿Tendré coche? ¿Quiero que sea mi vivienda definitiva o es un primer paso para acceder a otra mejor?

No siempre vas a poder responder todas ellas. O la realidad que te imaginas ahora puede no ser acertada en el futuro. Pero es un ejercicio que conviene hacer y que te puede ayudar a tomar la decisión correcta.

Casas en construcción

Elige bien la zona donde quieres comprar piso en Madrid

Esto es algo totalmente relacionado con el punto anterior y para el que también debemos hacernos algunas preguntas.

  • ¿Quiero un sitio tranquilo o un lugar con mucha gente? En el primer caso deberás buscar en los barrios residenciales menos céntricos, o en un chalet en alguna localidad de las afueras o de algún pueblo cercano. En el segundo caso, deberás pensar más bien en buscar por el centro de la ciudad.
  • ¿Coche o transporte público? Si quieres prescindir de coche mejor buscar un lugar dentro de la ciudad. En un lugar con muchas alternativas de transporte público. Aunque esto también dependerá del lugar donde trabajes. Si tus perspectivas son permanecer muchos años en el mismo trabajo quizá no sea mala idea buscar algo relativamente cerca de él.
  • ¿Qué necesito tener cerca? La respuesta a esta pregunta suele ser la familia o el trabajo. Pero puede haber muchos otras respuestas válidas. Habrá a quien le gustaría vivir cerca de un campo de golf, o de un centro comercial, o de una ruta para ir en bicicleta…
  • ¿Necesito zonas verdes para relajarme, caminar o hacer ejercicio? Madrid, por suerte, es una ciudad con muchos parques y jardines. Pero, por supuesto, dentro de la ciudad hay zonas menos contaminadas y con más espacios verdes que otras. Normalmente tendrás que salir del centro para respirar mejor. Aunque vivir cerca del Parque del Retiro tampoco suena mal.

Mira los gastos asociados

Al comprar un piso en Madrid, lógicamente, vas a tener que pagar al vendedor la cantidad acordada. Pero ser propietario conlleva una serie de gastos periódicos que vas a tener pagar aunque esté vacía. Por ejemplo, el caso más obvio sería la cuota de la comunidad de vecinos. Entre una vivienda y otra puede haber mucha diferencia. Sobre todo si cuenta con servicios como conserjes o porteros, seguridad, piscina o pistas deportivas, jardines, garajes…

¿Hipoteca a tipo fijo o variable?

Siempre resulta complicado saber qué tipo de hipoteca va a resultar más rentable a largo plazo. Pero actualmente, los tipos de interés están en mínimos y las perspectivas son de que al menos en el medio plazo van a continuar bajos. Por eso, si piensas suscribir una hipoteca corta (por ejemplo a 10 años) parece sensato pensar en una hipoteca con tipos variables. Pero para una hipoteca con un plazo de amortización más largo (por ejemplo 30 años), cobra sentido una hipoteca a tipo fijo.

Conoce y respeta tu presupuesto

Es importante conocer que, según los expertos, la cuota mensual de la hipoteca no debería sobrepasar el 35% de los ingresos mensuales del hogar. Piensa que para una familia cuyos ingresos sean de 2.000 euros netos mensuales, la cuota de la hipoteca no debe superar los 600 euros al mes para un plazo de, como máximo, 30 años. Porque la hipoteca no es el único gasto mensual que la unidad familiar debe abonar.

Para que tu banco confíe en tus posibilidades de solvencia y decida concederte la hipoteca, tendrás que demostrar que gozas de unos buenos ingresos y que dispones de cierta estabilidad económica. A partir de ahí, comienza la negociación. El hecho de que el Euribor esté actualmente en niveles favorables ayuda, sin duda. Pero no es un factor estático que vaya a durar los 20 o 30 años por los que se suele firmar una hipoteca. En ese período de tiempo, el Euribor probablemente sufrirá fluctuaciones importantes. Así que, no lo utilices como dato clave y determinante para lanzarte a la compra de una vivienda.

Escoge el mejor banco para comprar un piso en Madrid

Un banco de confianza siempre es un buen aval para generar un clima de entendimiento a la hora de firmar una hipoteca. En lo referido a hipotecas, algunos bancos han venido realizando mala prácticas. Han intentado hacer valer cláusulas abusivas, como la famosa “cláusula suelo”. O han tratado de obligar la contratación de productos vinculados como seguros o productos de ahorro. La nueva Ley hipotecaria deja claro que en ningún momento pueden condicionar la concesión de la hipoteca a esta circunstancia. Lo que sí pueden hacer es ofrecerte mejores condiciones si los contratas.

Contrato hipotecario para comprar casa en Madrid

La mejor recomendación es preguntar en todos los bancos que puedas. Sobre todo en aquellos en los que ya seas cliente. Y tratar de negociar las condiciones que te ofrezcan. Para hacerlo más rápido, prepara un dossier con toda la documentación que te van a pedir (DNI, justificantes de ingresos, deudas actuales, declaraciones de la renta…).

 

Déjate asesorar por un profesional inmobiliario

Nosotros somos expertos profesionales. Podemos ayudarte a tomar una decisión. Te asesoraremos en todo el proceso de compra de tu vivienda. No estarás solo en el camino, porque sabemos que el proceso es complejo.

Buscar vivienda por tu cuenta y embarcarte tú solo en esa aventura sin ningún tipo de asesoramiento externo puede parecer a primera vista un ahorro económico. Pero también puede transformarse en un auténtico quebradero de cabeza que desemboque en malas decisiones. No descartes la opción de buscar profesionales en este campo que, como nosotros, te asesoren en todo momento. Nosotros conocemos de primera mano cómo se mueve el sector y cuáles son los mejores pasos que dar en cada situación según tus necesidades.

No alargues tu decisión de compra

Es el paso más fácil de explicar, pero el más complicado de tomar. Si ya tienes clara tu decisión de cuál es la vivienda que quieres y dispones del capital necesario para realizar la inversión, no te lo pienses mucho. Actualmente el mercado inmobiliario está en un ciclo positivo. Como puedes ver por el gran número de agencias inmobiliarias. En las grandes ciudades, como Madrid, las buenas viviendas no duran mucho a la venta. Hay mucha gente buscando comprar piso en Madrid.

 

 

0/5 (0 Reviews)
Comparte si te ha parecido interesante