Si has llegado hasta aquí es probable que estés tratando de vender casa en Madrid. Pues bien, en este artículo-guía titulado “Vender casa en Madrid, paso a paso” vamos a tratar de compartir y comentar para ti, de forma sencilla y ordenada, todos los pasos que hay que ir siguiendo para que este importante proceso discurra de la mejor manera posible.

Vamos a tratar de describir cada una de las fases que tendrás que completar. Y ya te avisamos de que no son pocas. Desde qué documentación necesitarás, hasta cuáles serán los gastos derivados de la venta, pasando por cómo preparar la casa o cómo realizar las visitas al inmueble.

No vamos a poder tratar cada uno de los puntos de forma exhaustiva; ya que, de lo contrario, nos encontraríamos con un libro en lugar de un artículo para la web. Pero no te preocupes, la mayoría de los puntos los podrás encontrar más desarrollados en diferentes artículos de nuestro blog.

Vender casa en Madrid – Índice:

1. Documentación necesaria para vender casa en Madrid
2. Fijar precio de venta de un inmueble
3. Preparar vivienda para su venta
4. Plan de marketing para vender casa en Madrid
5. Preparación del anuncio
6. Visitas al inmueble y negociación
7. Contratos para vender casa en Madrid
8. Firma de escrituras ante notario
9. Gastos al vender casa en Madrid
10. ¿Es conveniente contratar una inmobiliaria para vender casa en Madrid?

1. Documentación necesaria para vender casa en Madrid

Para poder completar la venta vas a tener que recopilar una serie de documentos. Algunos de ellos son necesarios para demostrar la identidad de las personas que venden. Otros, quizá los más importantes, sirven para probar que las personas que quieren vender el inmueble son realmente los propietarios del mismo. Hay otros documentos que sirven para comprobar las características del inmueble. Otros son necesarios para conocer la situación legal y fiscal del mismo, es decir, si tiene cargas o algún otro problema asociado. Y otros, simplemente, le serán de gran utilidad al comprador y te lo agradecerán mucho si se los entregas.


Hemos recopilado toda esta información en una checklist o lista de comprobación que te puedes descargar gratis ahora.


Documentos para probar la titularidad de un inmueble

  • DNI o pasaporte de los vendedores
  • Título de propiedad o escritura de compraventa

Documentos para acreditar en qué situación está un inmueble

  • Nota simple
  • Certificado de la comunidad de vecinos de estar al corriente de pago
  • Últimos recibos de haber pagado el impuesto de bienes inmuebles del Ayuntamiento (IBI)
  • Certificado de deuda pendiente de la hipoteca (solicitar al banco) o certificado de cancelación registral si ya fue cancelada
  • Certificado de eficiencia energética de la vivienda
  • Cédula de habitabilidad (desde julio de 2018 ya no es necesario en la Comunidad de Madrid)

Documentos de utilidad para el comprador

  • Copia de los estatutos de la Comunidad de Propietarios
  • Planos de la vivienda e información sobre las instalaciones de la misma
  • Últimas facturas de suministros (luz, gas, agua) para poder proceder al cambio de titularidad de las mismas

Puedes ampliar toda esta información aquí.

Vuelve al índice

2. Fijar precio de venta de un inmueble

Fijar el precio adecuado de venta es el primer problema que vas a encontrar al tratar de vender tu casa. Muchos propietarios, para no equivocarse, ponen un precio demasiado elevado de inicio, pensando que siempre podrán bajarlo más tarde. Y esto es un grave error que lo único que hace es alargar el proceso de venta. Quienes están buscando casa comparan muchas propiedades antes de decidirse. Y si tu vivienda está a un precio demasiado alto, el resto de propiedades de la zona, que si estén a precio de mercado, son las que serán percibidas como una buena oportunidad.

Para fijar el precio de venta hay que tener en cuenta el entorno, el edificio, las características y estado de la vivienda, los anexos que pueda tener y el resto de casas en venta en la zona.

Entorno

Hay que fijarse en los transportes públicos (cercanías a bocas de metro y autobuses), posibilidades de aparcamiento, calidad de los colegios de la zona, cercanía a hospitales y centros de salud, posibilidad de ir andando a hacer la compra, cercanía y calidad de parques y jardines, seguridad y limpieza, etc. Por ejemplo, si hubiera dos casas exactamente iguales pero una al lado del metro y otra a cinco minutos andando, la que tiene el metro en la puerta siempre tendría más valor.

Edificación

Hay que conocer la antigüedad de la construcción, su mantenimiento, zonas comunes y servicios con los que cuenta (ascensor, piscina garaje, trasteros, conserje o portero, recogida de basuras…) y la cuota mensual que se paga de comunidad. Por supuesto, también, si ha pasado la Inspección Técnica de Edificios y si hay derramas pendientes. Una propiedad en un edificio bonito, cuidado y sin desperfectos siempre tendrá cierto valor añadido.

Características de la vivienda

Deberás considerar los metros cuadrados, cuántos dormitorios y baños tiene, la amplitud de cada habitación, si tiene terraza, qué tipo de calefacción y sistema para calentar el agua usa… No vale lo mismo una casa con armarios empotrados que sin ellos, con o sin aire acondicionado, un bajo que un sexto piso, etc.

Estado de la vivienda

Dependiendo de su antigüedad es fundamental saber si se ha realizado alguna reforma en profundidad (si se han cambiado tuberías o instalación eléctrica). Y, por supuesto, también el estado de conservación de la parte visible (baño, muebles de cocina, azulejos, suelos, pintura en paredes y techos). Aquí es importante apuntar que en ocasiones, por una pequeña inversión en un lavado de cara del inmueble se puede conseguir un mayor beneficio con la venta.

Persona haciendo reparaciones en una casa en Madrid

Anexos

Si junto a la vivienda se compra también alguna plaza de garaje o trastero, lógicamente podrás pedir más por ella.

Otras casas en venta en la zona

Puedes comenzar con un vistazo a la evolución de los precios por metro cuadrado de tu distrito y tu barrio, mirando en la web del Ayuntamiento de Madrid. Esto, por supuesto, es una simple referencia, porque en un mismo barrio hay viviendas de muy diferente tipología.

Después, lo ideal sería conocer el precio final en el que se han vendido recientemente otras casas de la zona. Pero esto no suele ser algo accesible a particulares. Por eso, lo que sí puedes hacer es comparar en los portales inmobiliarios los anuncios de otras casas en venta. Debes tener en cuenta en qué se parecen y en qué se diferencian con tu propia casa; que cosas tienen mejor y qué cosas tienen peor. Y no caer en el error de creer que el precio que ves es el precio al que finalmente se venderá. Porque generalmente el precio en el que se anuncia suele ser entre un 5 y un 10% mayor del precio final de venta.

No te fíes de las herramientas de valoración que te sugieren un precio para vender tu casa en Madrid, sin conocer la vivienda. Lo que está en juego es demasiado importante. Lee estas preguntas frecuentes sobre valoración inmobiliaria para ampliar información sobre este tema.


Si deseas una valoración gratuita, profesional, presencial y sin compromiso por tu parte puedes llamarnos al teléfono 696 71 05 72 o escribirnos a través de los formularios de contacto.


Vuelve al índice

3. Preparar vivienda para su venta

Una vez que ya has decidido el precio de venta, debes preparar la vivienda para que esta resulte atractiva a los posibles compradores. Esta fase comprende tres tareas: arreglar, limpiar y decorar.

Arreglar la casa

A la hora de desarrollar una tarea tan importante, como es el vender casa en Madrid, cada detalle cuenta. Por eso, si hay algunas pequeñas cosas estropeadas como puertas que no cierran o cajas de enchufes rotas, debes repararlas. No cuesta apenas dinero y elimina elementos que pueden crear una percepción negativa. Si hay muebles muy desvencijados, mejor retíralos. Y, en ocasiones, debes plantearte si pintar o hacer alguna reparación de mayor importancia puede suponer una mayor ganancia final gracias a un precio de venta superior.

Limpiar

Debes hacer una limpieza a fondo y completa de toda la casa. Hasta encima de los muebles o dentro de los armarios. Nunca sabes dónde va a mirar el comprador. El suelo debe brillar y la casa debe de oler bien. Ventila y perfuma.

Persona limpiando la casa para ponerla a la venta

Decorar

Deja solo los muebles imprescindibles. Menos es más. Suele ser preferible que la casa tenga muebles a que este vacía. Pero demasiados muebles hacen parecer la casa menos amplia. Quita sobre todo aquellos que estorben el paso, desentonen con el resto o estén muy deteriorados.

Procura dejar una decoración neutra y despersonalizada. Quita todas tus fotos y deja sólo cosas que puedan gustar a la mayoría de gente. Y cuida la iluminación. Una casa oscura parece más pequeña.

Lee también el artículo 6 consejos para preparar tu casa para vender.

Vuelve al índice

4. Plan de marketing para vender casa en Madrid

Una vez que has decidido el precio de salida y que has preparado la casa, es el momento de pensar qué vas a hacer para dar a conocer a los posibles interesados que tu casa está en venta. Es decir, un plan de marketing.

Canales clásicos

Lo más fácil y rápido es poner un cartel de “Se vende” en tu ventana y en el portal. No cuesta mucho dinero y conseguirás bastantes llamadas. Lo malo de este método es que no tiene ningún tipo de filtro. La gente no ha podido ver nada de la casa antes y te encontrarás muchas llamadas de gente que sólo quiere curiosear o de gente a la que no le cuadra con lo que busca. También puedes poner carteles en tablones de anuncios de comercios vecinos. Estos tienen la desventaja que se ven menos, pero pueden ser más efectivos porque puedes poner alguna foto y más datos de la vivienda. Eso sí, si no hay un tablón de anuncios expresamente habilitado, debes pedir permiso. Y no se te ocurra pegar nada en las farolas, porque está prohibido 🙂

Cartel de Se Vende para vender casa en Madrid

También incluyo en los canales clásicos poner anuncios en los portales inmobiliarios o en los sitios de anuncios clasificados (como Segundamano de toda la vida, que ahora se llama Vibbo). Los portales inmobiliarios están bien porque puedes subir un anuncio muy completo. Pero según van pasando los días el anuncio va perdiendo posiciones y tienen menos visibilidad, por lo que debes contratar “destacados” o productos similares para que vuelvan a estar arriba. Y es importante que sepas crear un buen anuncio que llame la atención pero que sea fiel a la realidad.

Nuevos canales

Aquí nos referimos a las publicaciones en redes sociales y a los anuncios de pago en Google, Bing o Facebook o Youtube. Publicarlo en tu muro de Facebook no es difícil. Pero poner anuncios de pago en los buscadores o redes sociales no es tarea sencilla y conviene tener ciertos conocimientos previos para hacerlo bien y que sea rentable.

Vuelve al índice

5. Preparación del anuncio

Una vez que ya sabes qué medios vas a usar para dar a conocer tu casa, llega el momento de crear el anuncio o los anuncios. Y digo anuncios en plural porque cada medio tiene sus particularidades y, en ocasiones, hay que hacer ciertos ajustes o variaciones.


Somos expertos en preparar anuncios efectivos que reciben más visitas que la media. Si deseas que te ayudemos a promocionar tu vivienda puedes llamarnos al 696 71 05 72, utilizar el formulario que hay en esta misma página o hacerlo a través de nuestra página de contacto.


Fotos

Debes hacer buenas fotos, no importa con qué. Con una cámara, con un móvil o con lo que sea. Pero deben estar trabajadas. Debe haber buena luz, porque lo más importante en fotografía es la luz. Por eso, elige el mejor momento del día para hacerlas. Quizá incluso debas hacerlas en diferentes momentos si la casa tiene habitaciones con diferentes orientaciones. Las mejores horas suelen ser las primeras horas después de amanecer o las últimas antes de atardecer. Pero eso depende mucho de cada casa. Debes evitar hacer fotos con flash. Y si hay poca luz, usar trípode te puede ayudar a que no te salga movida.

Antes de hacer las fotos, ya deberías tener la casa limpia, ordenada y con una decoración sencilla y neutra. No cometas errores como hacer fotos hacia la ventana cuando está pegando el sol, aparecer en los reflejos de los espejos del baño, dejarte tu bolso o mochila encima de una mesa…

Cocina lista para ser fotografiada para anuncio de venta de casa en Madrid

Toma las fotos desde las esquinas de las habitaciones, ya que así sacarás planos más amplios. Esto es fundamental en habitaciones pequeñas. Toma la mayoría de fotos a la altura de los ojos. Saca planos generales, amplios. Pero saca también fotos de algún detalle que quieras destacar. Y ten cuidado que las líneas verticales queden rectas.

Por último, si vas a retocarlas con tu ordenador, ten cuidado de no exagerar demasiado. Las fotos deben presentar la casa como es en realidad.

Lee más sobre fotografía inmobiliaria aquí.

Vídeos

Es posible hacer videos sencillos simplemente con fotografías. Puedes utilizar programas que incluso vienen incluidos con los sistemas operativos como Windows. Para encontrarlo en Windows 10 debes abrir la foto o el vídeo con el visor de Fotos y pulsar donde pone “Editar y crear”. Allí verás la opción para crear un vídeo. Suelen ser programas sencillos de usar, aunque requiere tiempo y unos mínimos conocimientos.

Los vídeos deben mostrar las diferentes estancias y es conveniente que vayan acompañados de una descripción, ya sea narrada o con subtítulos.

Después hay que subir los vídeos a los portales inmobiliarios o a Youtube o Vimeo, si quieres promocionarlos tu mismo.

Descripciones

Si miras las descripciones habituales que las agencias inmobiliarias añaden a sus anuncios en los portales inmobiliarios verás que todas suelen ser similares. Dos o tres párrafos con las características básicas y algunos detalles de las bondades de la zona. Los anuncios que nosotros redactamos para vender casa en Madrid, muy al contrario, suelen tener descripciones muy elaboradas y que tratan de diferenciarse. De ese modo, con buenas fotos y buen texto, solemos conseguir un mayor porcentaje de visitas y contactos a nuestros anuncios.

En una descripción debes poner, por supuesto, las características más importantes. Pero debes también de tratar de trasmitir emociones. De que la gente se imagine viviendo en esa casa. Describe la zona, el edificio, cada estancia… Habla de beneficios más que de características.

Y no te limites porque creas que la gente no quiere leer mucho. Estamos hablando de sus futuras casas. La gente va a querer leer todo lo que le des y mucho más.

Vuelve al índice

6. Visitas al inmueble y negociación

Cuando ya has preparado tu casa y has creado y difundido tu anuncio, comenzarás a recibir llamadas. Llega el momento clave de empezar a enseñar el inmueble. Partiendo de la premisa de que a casi nadie le sobra tiempo, debes tener claro que tu objetivo no es tener cuantas más visitas mejor. Sino conseguir visitas de personas realmente interesadas.

Asesor inmobiliario en una visita para vender casa en Madrid

Cuando vayas a realizar una visita, recuérdales antes de empezar los principales características, para que una vez estés recorriendo la casa puedas centrarte en los beneficios que puede tener para ellos. Comienza y termina con las mejores partes de la casa y deja en el medio las partes menos atrayentes.

Trata de no hablar demasiado y de escuchar y observar con atención los comentarios y gestos. Responde con sinceridad todas las preguntas. Nunca trates de esconder un problema pero tampoco lo magnifiques. Haz ver a los interesados las características positivas que pueden no verse a simple vista. Por ejemplo, en una casa con poco pasillo, destaca su buena distribución que aprovecha todo el espacio.

Programa las visitas a las horas en las que la casa se va a ver mejor. Por ejemplo, cuando más luz natural entra a la casa.

En cuanto a la negociación, si has puesto un precio acorde al mercado no deberías tener que rebajar el precio. O al menos no demasiado. Justifica al posible comprador por qué has puesto ese precio y no otro. Y no descartes buenas ofertas porque hayan llegado muy pronto y creas que pueden llegar mejores en el futuro. No en pocas ocasiones hemos visto vender por un precio menor que algunas ofertas rechazadas en un principio. Si la oferta es muy cercana al precio fijado (que se supone que es un precio acorde al mercado y no un precio inflado porque “ya habrá tiempo de bajar”) tenla en consideración y no la descartes solo porque sea muy pronto.

Lee también unos Consejos para enseñar una vivienda a un posible comprador.

Vuelve al índice

7. Contratos para vender casa en Madrid

Durante el proceso de venta de la vivienda vas a tener que firmar una serie de acuerdos plasmados en diferentes tipos de contratos. Los más usuales son la hoja de encargo de venta si firmas con una agencia (también llamado contrato de intermediación inmobiliaria), los contratos de arras y el contrato o escritura de compraventa.

Hoja de encargo de venta

Sólo lo vas a firmar si prefieres que una inmobiliaria realice el trabajo de vender tu casa en Madrid. Es muy importante firmarlo, porque en él quedarán detallados los derechos y deberes que cada parte adquiere. Deben quedar claras cosas como los honorarios a percibir (cuánto y cuándo), la duración del contrato, si hay o no exclusividad y bajo qué condiciones se puede cancelar el encargo de venta.

Nunca aceptes trabajar con una agencia que no te deje todo bien claro por escrito.

Contratos de arras

Se firman cuando el vendedor ha encontrado a alguien que está dispuesto a pagar el precio acordado bajo las condiciones pactadas. Con la firma de las “arras” el comprador entrega una cantidad de dinero al vendedor, por la que se compromete a entregar la cantidad restante en el plazo acordado. Y el vendedor se compromete a no vender la vivienda a otro comprador en el plazo pactado. Ese plazo, que suele ser entre uno y dos meses, es necesario para preparar todo lo necesario para el día de la firma de la compraventa ante notario. Por ejemplo, tramitar la concesión de una hipoteca por parte del comprador, o preparar la mudanza por parte del vendedor.

Hay varios tipos de “arras”, siendo las arras penitenciales las más comunes. En este tipo de contrato de arras, el comprador perderá la cantidad entregada si finalmente decide no continuar con la compra de la vivienda. Y tú, como vendedor, deberás entregar el doble de la cantidad recibida, en caso de que decidas romper el acuerdo y no vender tu vivienda.

En el caso de las arras confirmatorias no hay opción de echarse atrás, ni siquiera pagando una compensación. Cualquiera de las partes puede reclamar el cumplimiento de lo firmado.

Y las arras penales, las menos comunes, son una mezcla de las dos. Son de obligado cumplimiento e imponen sanciones.

Es importante especificar qué tipo de arras se firman, porque en caso de no hacerlo se entenderá que son confirmatorias.

Contrato de compraventa

El contrato de compraventa puede ser un contrato privado firmado por las partes. Pero si quieres hacer bien las cosas deberás firmar este contrato ante notario. Él se encargará de elevarlo a escritura pública de compraventa, otorgándole así visibilidad y validez frente a terceras partes. Posteriormente, es muy conveniente enviar esta escritura al Registro de la Propiedad, para que este organismo público valide y oficialice el cambio de titularidad.

¡Te ayudamos con los contratos! Ponte en contacto con nosotros

Vuelve al índice

8. Firma de escrituras ante notario

A la firma ante notario deberás llevar la documentación de la que hablamos al principio de este artículo. El notario se asegurará de que todo esté correcto y de que ambas partes entienden todas las cláusulas del contrato que están a punto de firmar. Además, os recordará a ambas partes qué gastos os corresponden.

Además del notario, los vendedores y los compradores, es habitual que acuda a la firma un representante de la agencia inmobiliaria (en caso de que se hayan utilizado sus servicios), un representante del banco (si los compradores han solicitado hipoteca) y el/los avalistas (en caso de que la parte compradora haya necesitado a alguien que le avale). Si alguna de las partes no puede estar presente deberá nombrar un representante que deberá contar con un poder notarial que le autorice.

Firma escritura de compraventa de vivienda ante notario

Una vez firmada la compraventa por ambas partes, se procede a liquidar los gastos e impuestos. Posteriormente se puede realizar ya la entrega de llaves, con la que se oficializa la trasmisión de la propiedad. Puede pactarse una entrega de llaves varios días más tarde si los vendedores necesitaran algo más de tiempo para mudarse. Pero esto ya dependería de la buena fe de los compradores, que en ese momento ya serían los nuevos propietarios.

La copia de la escritura de compraventa tarda entre 15 días y un mes.

Vuelve al índice

9. Gastos al vender casa en Madrid

No son pocos los gastos en los que se incurre al vender una casa. Así que te los vamos a detallar para que los tengas en cuenta.

Declarar ganancia patrimonial en el IRPF (plusvalía estatal)

Al vender tu casa obtienes un dinero que debes declarar en tu Declaración de la Renta. Concretamente, dentro de la Base Imponible del Ahorro. Pero sólo tendrás que pagar si has obtenido una ganancia patrimonial. Es decir, si vendes por más dinero de lo que te costó. Acuérdate, para que te salga más favorable, de incluir los gastos derivados de la compra y mejora del inmueble (impuestos, notario, gestoría, reformas integrales …) en el precio de adquisición, y restar los gastos derivados de la venta (inmobiliaria, plusvalía municipal, certificado energético…) del precio de venta o trasmisión.

Deberás pagar entre un 19 y un 23% en función de la cantidad obtenida como beneficio. En ciertas ocasiones puedes estar exento de pagar este impuesto. Y si compraste tu casa antes del 31 de diciembre de 1994, puedes tener derecho a ciertas bonificaciones. Para saber más consulta el artículo de nuestro blog “Gastos venta vivienda en Madrid”.

Plusvalía municipal en el caso de Madrid

Pagas el por el incremento de valor del suelo donde está construido el inmueble. Hay que pagarlo cada vez que se produce una trasmisión de la propiedad o de los derechos sobre el inmueble. Podrás calcular cuánto deberás pagar introduciendo ciertos datos en esta página del Ayuntamiento de Madrid.

Están exentas de este impuesto las personas que pierden su casa por un desahucio o dación en pago. Y tienen derecho a ciertas bonificaciones los ascendientes, descendientes o cónyuge que reciban el inmueble por fallecimiento de su propietario, si esta era su vivienda habitual.

Por otro lado, el Tribunal Constitucional ha declarado ilegal cobrar este impuesto en el caso de no haber obtenido beneficio con su venta. Es decir, si vendes por menos dinero del que compraste, ya que se da por hecho que el terreno también se ha devaluado o al menos no ha aumentado de valor. Muchos ayuntamientos (como el de Madrid) lo siguen cobrando, por lo que deberás pagarlo y reclamarlo posteriormente.

Gastos para vender casa Madrid

Cancelación de hipoteca

Si tenías una hipoteca y la tienes que cancelar deberás pagar al banco la comisión que figure en el contrato hipotecario. Además, deberás inscribir esta cancelación en el Registro de la Propiedad, lo cual supone otro gasto más.

Gastos de la escritura de compraventa

Es negociable, pero la ley establece que la escritura matriz (la original y más cara) sea pagada por el vendedor. Aunque la mayoría de las veces la acaba pagando el comprador.

Comunidad de vecinos

Para que el notario tramite la venta deberás estar al corriente de pago con la comunidad de vecinos. Tanto en las cuotas mensuales como en las posibles derramas.

Impuesto sobre bienes inmuebles

Si el inmueble era tuyo a día 1 de enero, deberás hacerte cargo del IBI de ese año.

Certificado energético

Este certificado sobre la eficiencia energética de la vivienda que se va a trasmitir es necesario para su venta. Debe hacerlo un profesional acreditado. Su precio puede variar entre los 50 y 100€ y lo paga siempre el vendedor.

Honorarios de la inmobiliaria

Si firmas con una inmobiliaria para que se encargue de todas las gestiones que requiere vender casa en Madrid deberás contar con el gasto que suponen sus honorarios. Una buena agencia no tendría por qué cobrar más de un 3% del valor final de venta. Y tampoco tendría por qué cobrar al comprador.


Compara bien, porque no todas las agencias son iguales. ¡Conoce por qué somos una buena opción si buscas inmobiliaria en Madrid!


Vuelve al índice

10. ¿Es conveniente contratar una inmobiliaria para vender casa en Madrid?

Ya conoces todos los pasos a seguir para vender una casa en Madrid. Ahora te falta tomar la última decisión. Te vas a encargar personalmente de vender tu casa o vas a contratar este servicio con una agencia inmobiliaria. Si escoges la primera opción, recuerda que en nuestro blog tienes muchas más información interesante enfocada, entre otras cosas, a cómo vender una casa. Pero si prefieres contar con ayuda de profesionales del sector inmobiliario, compara bien antes de elegir. Compara precio, servicios, compromiso… Y obtén todo por escrito, para que no haya dudas y puedas reclamar en caso de no quedar contento.

Una agencia inmobiliaria te puede ayudar a fijar un precio de venta adecuado, a preparar la casa, a crear un buen anuncio y hacer que llegue al público correcto, a realizar las visitas a la propiedad, a negociar y a asesorarte con toda la documentación y trámites necesarios. Es decir, te va a ahorrar tiempo y quebraderos de cabeza.

Lee también el artículo “Ventajas de alquilar o vender con una agencia inmobiliaria“.

Si estás pensando en contratar los servicios de una agencia inmobiliaria en Madrid, lee los artículos de la pestaña “Conócenos”, en el menú superior de la web, para descubrir cómo trabajamos y qué nos hace diferentes.

Deja que hagamos una valoración profesional de tu inmueble y decide por ti mismo si somos una de las mejores agencias inmobiliarias de Madrid.

Para cualquier consulta llámanos al 696 71 05 72.

5/5 (2 Reviews)
Comparte si te ha parecido interesante